El valor de la salud digital: evidencia e impacto en la salud humana y el sistema de salud

Key Highlights

La proliferación de herramientas de salud digital, incluidas las aplicaciones de salud móviles y los sensores portátiles, es una gran promesa para mejorar la salud humana.

Existen más de 318,000 aplicaciones de salud para descargar y utilizar.

 

El impacto de la salud digitalizada en el cuidado del paciente se acelera con la creciente adopción de aplicaciones móviles y sensores portátiles.

Las aplicaciones móviles relacionadas con la salud, disponibles actualmente para los consumidores superan las 318,000, casi el doble de la cantidad disponible hace solo dos años. Esta rápida expansión de aplicaciones, junto con más de 340 dispositivos portátiles, demuestran la acelerada innovación de la digitalización de la salud.

Si bien la mayoría de las aplicaciones móviles de salud disponibles, son aplicaciones generales de bienestar, la cantidad de aplicaciones sobre afecciones médicas, que a menudo se asocian con la atención al paciente, aumenta a un ritmo más rápido y ahora representan el 40% de todas las aplicaciones relacionadas con la salud.

El conjunto general de evidencia clínica sobre la eficacia de la aplicación ha crecido sustancialmente y ahora incluye 571 estudios publicados, lo que permite la identificación de una lista de aplicaciones principales con evidencia clínica cada vez más robusta. El uso de tales aplicaciones solo en cinco poblaciones de pacientes, donde han demostrado reducciones en la utilización de cuidados intensivos (prevención de la diabetes, diabetes, asma, rehabilitación cardíaca y rehabilitación pulmonar), podría ahorrarle al sistema de salud de EE. UU. alrededor de $ 7 mil millones por año. Esto representa aproximadamente el 1.4% de los costos totales en estas poblaciones de pacientes. Si este nivel de ahorro pudiera extrapolarse a todo el gasto nacional en salud, se podrían lograr ahorros anuales de $ 46 mil millones.

Los esfuerzos de las organizaciones de atención de pacientes para adaptar las herramientas a la práctica clínica han progresado, con 540 ensayos clínicos actuales en los EE. UU. Sin embargo, a pesar del progreso hasta la fecha, todavía existen varias barreras para la adopción generalizada por parte de las instituciones de atención al paciente, y solo se ha producido un nivel intermedio de adopción. Ahora han surgido una variedad de iniciativas de la industria y políticas para abordar estas barreras y acelerar la adopción continua de herramientas de salud digital por parte de las organizaciones de proveedores de atención. Dentro de los próximos diez años, es probable que el uso de la salud digital sea general para la mayoría de las organizaciones que brindan salud humana.

Descargue el informe completo y acceda a los cuadros de informes del Instituto IQVIA.